««« PERUPEDIA »»»

El Yorkshire terrier

El Yorkshire terrier, también conocido como yorkie, es una raza de perro miniatura desarrollada a mediados del siglo 19 en los condados Yorkshire y Lancashire, en Inglaterra. Su linaje se remontaría al cruce de tres razas de terriers, todas ellas actualmente desaparecidas, a saber, el Clydesdale terrier (la principal raza responsable), el waterside terrier (u otter terrier) y el old English terrier.

En términos generales, es un perro saludable y vivaz. Es, además, muy apreciado como mascota y perro de compañía.

imagen cortesía de sakura

El terrier de Yorkshire. El terrier de Yorkshire es una pequeña raza de perro de compañía.
El terrier de Yorkshire
Yorkshire terrier
Otros nombres:Yorkie
País de origen:Inglaterra
Fecha de origen:mediados del siglo 19
Tipo:terrier
miniatura
faldero
Función:terrier de compañía (originalmemte, cazar ratas y otras alimañas subterráneas)
Tamaño:pequeño
• Peso ideal:3.2 kg (7 libras) máximo (macho y hembra)
• Altura ideal:18 cm a 20 cm (macho y hembra)
Tipo de pelaje:Sedoso, brilloso, fino, largo
Colores comunes:Negro y dorado
azul y dorado
negro y pardo
azul y pardo
Marcas:ninguna
Esperanza de vida:11 a 15 años
Distribución:mundial
Adecuado para departamentos:
Acicalamiento:intenso
Adiestrabilidad:complicada
Logros:Primer perro terapéutico
Clasificación FCI:grupo 3, terriers
sección 4, terriers de compañía, sin prueba de trabajo
Razas parecidas:Silky Terrier
Biewer Terrier
Australian Terrier
Scottish Terrier
Maltés

La característica más destacada de los Yorkshire terriers es el pelaje lacio y sedoso de su manto, lo suficientemente largo como para barrer el suelo, con una crencha o partidura en el dorso, desde el hocico hasta la cola. El manto es de color azul-gris oscuro, mientras que la cabeza y pecho son de color marrón claro. Es una de las razas de perros con el pelaje más sedoso de todos.

Como todos los terriers, el de Yorkshire es un perro pequeño y compacto. Alcanza unos 20 a 23 centímetros (8 a 9 pulgadas) de alto. Su peso ideal está entre los 2.5 y 3 kilogramos; el peso máximo aceptado por su estándar es de 3.2 kilogramos (7 libras). Esto lo hace una de las razas más pequeñas del mundo.

Su apariencia es delicada. Su pelo largo y sedoso, su tamaño pequeño y el moño sobre su cabeza con el que muchas veces suele sujetarse el pelo de su cara le dan un aire algo femenino. Sin embargo, los yorkies tienen una personalidad bastante decidida. En la descripción del estándar de la raza del Club Canino Estadounidense se hace referencia a esta autoconfianza y valentía características diciendo que “la forma de llevar la cabeza elevada de esta raza, así como su manera confiada, le deberían dar la apariencia de vigor y autosuficiencia”. Debido a estas características, los terriers de Yorkshire salen airosos en todo tipo de actividades, desde los deportes caninos como el agility hasta el trabajo de terapia; además, estas características los hacen buenos perros de familia. Por todo esto, a veces en inglés se les conoce como ‘tomboy toy’, o perrito marimacho.

Está en la lista de las 10 razas más populares de los Estados Unidos, según el Club Canino Estadounidense (American Kennel Club, o AKC).

No obstante ser perros pequeños, los varones también disfrutan de la compañía de un Yorkshire. Aunque son las mujeres quienes disfrutan más de tener un perro faldero, cada vez son más los hombres que desarrollan un vínculo con los yorkies de sus esposas. Algunos hombres famosos con yorkies son Bruce Willis, el jugador estadounidense de fútbol americano Brett Favre, Justin Timberlake, Orlando Bloom y Johnny Depp. El presidente de los Estados Unidos Richard Nixon también era dueño de un Yorkshire terrier llamado Pasha.

A pesar de ser perros terrier, los Yorkshire se pueden adaptar a la vida en las ciudades modernas. De hecho, esta raza de perros está entre las más populares en ciudades como Nueva York (aunque su número se ha reducido durante los últimos años). Actúan con mucha confianza y seguridad frente al tráfico vehicular de las ciudades modernas o cuando una multitud circula a su alrededor a toda prisa. Pero para ello es necesario proveerlos de una adecuada socialización desde temprana edad. En muchas ciudades grandes del mundo existen centros de entrenamiento canino que pueden ayudar en el proceso de socialización.

El costo de un cachorro de Yorkshire terrier de pedigrí en los Estados Unidos está entre los USD $1200 y $1500, si se compra a un criador licenciado por la AKC.

Cuidados

En las exposiciones caninas, los Yorkshire son conocidos por su pelaje del manto largo, fluido y sedoso que flamea mientras circula por la pista de exhibición. Pero el mantenimiento de esta bella característica también demanda una cantidad increíblemente larga de tiempo. Debido a que el pelo del manto tiene una textura similar a la del cabello humano, éste se puede enredar si es que no se cepilla todos los días. Además, se puede quebrar fácilmente cuando roza con las alfombras del hogar. Lo bueno es que los yorkies no tienen pelaje interno (el pelaje más corto que crece por debajo del pelaje más largo, o pelaje externo), lo que significa que no pierde más pelo del que perdería una persona cualquiera. Algunos criadores recomiendan mantener corto el pelo de los yorkies (lo que se suele llamar ‘corte de cachorro’), porque resulta más fácil de mantener.

dominio público

Yorkshire terrier adulto con corte de cachorro. Algunos dueños prefieren tener a sus Yorkshire terriers con el pelo corto o ‘corte de cachorro’.

A pesar de ser muy activos, los Yorkshire terriers necesitan poco ejercicio. Su tamaño pequeño permite que se puedan ejercitar en espacios pequeños, como el interior de una casa.

Requieren mucho acicalamiento. Su largo pelaje del manto requiere un cepillado diario o, al menos, de tres veces por semana. Además, es muy propenso a enredarse. Si el manto es corto, se debe cepillar por lo menos dos veces a la semana. En el peor de los casos, una vez a la semana.

El cuidado del manto del Yorkshire terrier es una tarea crucial no sólo para hacer que se vea fantástico, sino que también juega un rol enorme en la salud de la piel y el manto. Los elementos más importantes son: un peine, un cepillo, un spray especial para dejar el pelo brilloso y una herramienta para retirar los pelos enredados. Los perros producen aceite constantemente a través de los poros de la piel. Esta es la manera natural como el cuerpo trata de mantener la piel humectada. Cada vez que se baña a un yorkie, se le quita la grasa. Entre baño y baño, es recomendable aplicar un spray humectante. Luego hay que cepillar; las cepilladas ayudan a distribuir el humectante desde la raíz hasta la punta, un requisito para producir un pelaje brilloso y saludable.

A menos que el pelo lo tenga muy corto, lo primero que hay que hacer es peinar todo el manto. Esto facilita el posterior paso del cepillo. El peine hace más fácil descubrir los pelos enredados cuando aún no son muchos y resultan fáciles de erradicar. El cepillo, en cambio, puede jalar el pelo y causar dolor cuando se encuentra con el cabello enredado. El peinado prepara el manto para el cepillado al separar los pelos. El mejor peine para un yorkie es uno de dos niveles. De dos niveles quiere decir que cada lado del peine tendrá los dientes separados de manera diferente. El lado de separación más angosta se usará para la cara y las partes más pequeñas, como las patas, donde los pelos son más delicados. El lado de mayor separación será para el cuerpo, el pecho, el cuello y la cola.

Los mejores cepillos para yorkies con el pelo corto son los de cerdas suaves. Las cerdas ayudan a masajear la piel sin ser abrasivos, aflojan los desechos del manto y hacen un buen trabajo para distribuir los aceites y añadir brillo. Para yorkies con mantos medianos o largos, los mejores cepillos son los de pines con puntas redondeadas. Este tipo de cepillos no se enredarán en cabellos medianos o largos y son buenos para alcanzar las zonas más profundas. Las puntas romas asegurarán que el cepillo no dañe la piel; no obstante, no hay que presionar mucho.

Lo ideal es cepillar a un yorkie después de haber aplicado un espray sobre su pelaje. Hay sprays especiales que, aparte de dar brillo al pelaje, ayudan a que el cepillo se deslice más fácilmente y dan aroma. Comience a cepillar por la raíz y extienda el spray hacia las puntas. Si el pelaje es muy largo, se puede volver a aplicar spray a la mitad del pelo para cada sección de pelo, para luego cepillar hasta las puntas.

Temperamento

Los terriers de Yorkshire son una raza de perros de tamaño pequeño, que fue desarrollada para cazar ratas antes de que se volvieran perros falderos de las damas victorianas. Por eso son perritos curiosos, activos e inteligentes. Como buenos terriers, siempre están revisando las cosas a su alrededor.

Como todas las razas de terrier, el Yorkshire tiene entre sus cualidades el instinto de caza ya sea para un perro de compañía en el hogar o un roedor en el jardín. Hasta el día de hoy, su instinto de cazador de alimañas aflora en el juego. Muchos yorkies enloquecen cuando se les ofrece un juguete. Algunas asociaciones de criadores de Yorkshire en el mundo tienen pruebas no competitivas que ponen este instinto a trabajar, como en la prueba AKC Earthdog del Club Canino Estadounidense. Este deporte permite probar la habilidad de los perros para perseguir ratas enjauladas bajo tierra.

Aunque son perros pequeños, tienen un montón de energía en su interior. Son vivaces y activos, por eso son una excelente compañía para una persona activa y divertida que pueda estar al mismo nivel de su energía. A pesar de ello, pueden llevar una vida urbana moderna en un departamento, ya que son perros pequeños que no necesitan un espacio muy amplio para desarrollar sus actividades. Pueden ejercitarse en el interior de la casa, pero también necesitan interactuar con sus amos en la forma de juegos. Disfrutan de una corta caminata por el vecindario, sujetados con su correa, y agradecen la oportunidad de explorar su entorno bajo la seguridad de su amo. Aunque se desarrolló para ser un cazador, el terrier de Yorkshire es una buena compañía familiar.

Son perros afectivos, cariñosos y divertidos. Son muy afectuosos con su familia y disfrutan pasar un tiempo divertido con ellos.

Los terriers de Yorkshire se llevan bastante bien con los niños, ya que son perritos juguetones y activos. Sin embargo, no toleran los juegos bruscos de los niños pequeños; si les causan dolor, pueden morder como respuesta. Muchos criadores de buena reputación solo recomiendan y venden terriers de Yorkshire a las familias con niños de más de 10 años de edad. Consideran que es lo más adecuado para el perro y también beneficioso para los niños. Por eso, a los niños se les debería enseñar cómo aproximarse a los perros y cómo comportarse cuando estén cerca de él. La interacción de los niños con los perros debe supervisarse para evitar cualquier tipo de comportamiento rudo por parte de cualquiera de los dos.

Son difíciles de adiestrar. Aunque son perros listos que entienden las cosas con rapidez, algunas veces son tercos. Así que hay que establecer el liderazgo sobre ellos desde una edad temprana. Debido a que son terriers, tienen un carácter muy independiente y no son muy buenos obedeciendo órdenes.Hay que tener mucha paciencia con ellos. Entrenar a un yorkie no debería ser una tarea difícil siempre y cuando se los entrene con gentileza. Necesitan un líder consistente que los pueda entrenar con firmeza. Tienden a responder bien a los métodos de entrenamiento positivos. Para alentarlos y motivarlos hay que recompensarlos con bocaditos deliciosos y muchos elogios vocales. No use palabras ásperas ni los fuerce físicamente, pues eso sólo hará que se asusten o se vuelvan agresivos. Sea gentil y amoroso, incluso si su mascota comete algunos errores.

Los yorkies tienen una fuerte tendencia a ladrar. Por eso son muy buenos para alertar, aunque muy malos para proteger. Su ladrido agudo puede perturbar al vecindario.

Si se les deja solos por mucho tiempo, se vuelven destructivos y empiezan a morder lo que encuentren a su alrededor. Así que nunca los deje solos por mucho rato.

Aunque son vivaces, no son perros de exterior. Su largo pelaje requiere de mucho cuidado y no lo hace adecuado para vivir en el campo. Hay que cepillarlo diaria o interdiariamente.

Pueden ser tímidos con los extraños.

¿Los yorkies son perros antialérgicos?

No existen los perros antialérgicos. Normalmente, los perros tienen dos capas de pelo, una interior, de pelo muy corto, y otra exterior, de pelo más largo. Cada hebra de pelo tiene un ciclo de crecimiento. Una vez concluido ese ciclo, la hebra deja de crecer y se cae. Esos son los pelos que un perro (y también una persona) deja caer por toda la casa de manera natural. Cuanto más largo sea el pelo, más largo el ciclo de crecimiento. Esto hace creer a algunas personas que los perros de pelo largo dejan caer pelo con más lentitud.

El yorkie carece de pelo interno (el más corto) y tienen el pelo externo largo. Por eso, algunas personas creen que los yorkies no causan alergias debido a que dejan caer muy poco pelo. Esto no es cierto. La alergia a los perros no es producida por el pelo, sino por alérgenos presentes en la caspa, la orina, la saliva, el moco, etc. Cualquier perro que cambie periódicamente de piel, orine, o lama tiene la capacidad de desencadenar la alergia en una persona. Y todas las razas de perro hacen eso. Hay algunas razas, sin embargo, que producen menos caspa. Por ejemplo, los caniches (poodles), airedales y schnauzers cambian de piel cada 21 días.

Una recomendación para reducir los efectos alérgicos es lavarse las manos después de cada vez que se haya tocado o jugado con el perro. Incluso uno se podría bañar y cambiar de ropa.

Los alérgenos de los perros son muy pequeños y pegajosos, por lo que pueden permanecer flotando en el aire por largo tiempo. Se pueden adherir a las paredes, la ropa, las alfombras, los muebles y los ductos de aire acondicionado, si los hay. Por eso, lo mejor es mantener al perro alejado del dormitorio o de cualquier otro ambiente donde la persona alérgica pasa mucho tiempo.

Es mejor evitar el uso de alfombras gruesas, cortinas grandes y cualquier otro material que pueda acumular los alérgenos. Si no se puede evitar tener alfombras, entonces hay que limpiarlas al vapor varias veces al año. También hay que lavar las paredes y los zócalos.

Algunas investigaciones han demostrado que si se baña y cepilla a un perro con frecuencia (no más de dos veces por semana), se logra reducir drásticamente los alérgenos suspendidos en el aire. El baño debe hacerse fuera de la casa y con un champú que no reseque la piel del pelo, para no agravar el problema. También hay que lavar la cama y los juguetes del perro. Una dieta bien balanceada, que incluya grasas naturales, también ayuda a reducir la resequedad de la piel.

Fuentes

Dogs New Zealand. Yorkshire Terrier. Dogs New Zealand. Visitado el 5 de octubre de 2019.

Donovan, Liz (2016). 7 Things We Bet You Didn’t Know About Yorkshire Terriers. American Kennel Club. Visitado el 5 de octubre de 2019.

Encyclopedia Britannica (2010). Yorkshire terrier. Britannica, Inc.

marvelslux.com. Historia del Yorkshire terrier. marvelslux.com. Visitado el 5 de octubre de 2019.

www.entdocs.org (2008). Cat dander Allergy Testing Treatment. Ear, Nose, Throat Testing and Treatment Center. Fort Worth, Plano, Texas. Visitado el 5 de octubre de 2019.

www.yorkieinfocenter.com. Best Brushes for a Yorkshire Terrier. How to Choose Combs, Brushes and Sprays for a Beautiful Coat. www.yorkieinfocenter.com. Visitado el 5 de octubre de 2019.

Zina (2019). Yorkshire terrier. doglime.com. 16 de junio de 2019. Visitado el 5 de octubre de 2019.

etiquetas:

Comentarios

No hay comentarios.