««« PERUPEDIA »»»

acrónimo

sustantivo masculino
1. Lingüística (mediados del siglo 20) Palabra formada por la unión de cada una de las letras iniciales de las palabras de una frase a la que pretende reemplazar: ovni (objeto volador no identificado), sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). Se diferencia de una sigla en que se pronuncia como una palabra.

Inglés: acronym.

2. Lingüística Palabra formada por la unión de cada una de las sílabas iniciales (combinadas a veces con letras iniciales) de las palabras de una frase a la que pretende reemplazar: Senamhi (Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología).

3. Lingüística Palabra formada por la unión de segmentos escogidos de las palabras de una frase a la que pretende reemplazar: ofimática (oficina informática), Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol), módem (modulador demodulador).

Etimología

Del griego ἄκρος (ákros), «extremo», «punta», y el sufijo -ónimo, «nombre», porque son palabras, generalmente sustantivos, que originalmente se creaban a partir de la unión de las primeras letras (las letras del extremo inicial) de otras palabras.

Fuentes

Merriam-Webster. Dictionary of the English Language: acronym.

Real Academia Española de la Lengua. Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, 22ª edición: acrónimo.

Los acrónimos

Los acrónimos son palabras formadas por la unión de segmentos escogidos de las palabras de una frase a la que reemplazan. Son un tipo de abreviación lingüística.

Tradicionalmente, los acrónimos se han formado a partir de las primeras letras de cada palabra de la frase que buscan reemplazar, como en ovni (objeto volador no identificado) o sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida); sin embargo, hoy también es común la formación de acrónimos a partir de segmentos, generalmente sílabas, que pueden ser iniciales, como en minedu (ministerio de educación), o una combinación de iniciales y finales, como en ofimática (oficina informática), o de iniciales, medios y finales, como en Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol).

Los acrónimos son considerados palabras en todo sentido. Por eso pueden recibir accidentes gramaticales y someterse a las reglas de la derivación, la conjugación, la ortografía, etc. Así, por ejemplo, pueden tener número (ovnis), pueden requerir mayúscula inicial (Conmebol), pueden formar palabras derivadas (sidoso), pueden requerir tilde (módem) o pueden conjugarse (pixelar). Esto es lo que los hace diferentes de las siglas.

En castellano existen acrónimos de lenguas extranjeras que han sido castellanizados: láser (light amplification by stimulated emission of radiation), sonar (sound navigation and ranging), radar (radio detecting and ranging), etc.

etiquetas:

Comentarios

No hay comentarios.