««« PERUPEDIA »»»

El inglés estadounidense

El inglés estadounidense o inglés americano (American English, en inglés), es la variedad del inglés hablado en los Estados Unidos de Norteamérica.

Es hablado por alrededor de unos 300 millones de personas.

Estados Unidos es el país angloparlante más grande y más influyente del mundo. El inglés se viene usando en ese país por más de 400 años.

El inglés hablado en los Estados Unidos, o inglés americano, se puede describir en términos de tres grandes grupos:

  • Las divisiones dialectales Norteña, Sureña Costera, Interior y Occidental.
  • Las variedades urbanas distintivas, como las de Nueva York y Nueva Orleáns.
  • Las formas vernáculas, como por ejemplo, el inglés de los negros estadounidenses y el inglés de los judíos.

Debido a que muchos estadounidenses, especialmente los inmigrantes, tienen al menos un idioma diferente al inglés, pueden mezclar, de manera casual, el inglés con uno de esos idiomas. Por ejemplo, pueden comenzar una oración en inglés y terminarla en otro idioma.

El castellano o español es la lengua más prominente de esas otras lenguas, a tal punto de que hay una variedad híbrida, el espanglish o Spanglish, que tiene formas distintivas en Nueva York, Florida, Tejas, California y Puerto Rico. Aunque el inglés es el idioma administrativo de la nación estadounidense, es culturalmente dominante y es el lenguaje oficial en muchos estados de acuerdo a ley, legalmente no es el idioma oficial a nivel federal, una situación que ha generado mucha controversia.

La historia del inglés estadounidense ha pasado por tres periodos generales:

  • colonial (1607-1776), dominado por las normas del inglés británico
  • nacional (1776-1898), caracterizado por una creciente y vigorosa independencia, expresada en la creación de diccionarios y guías de estilo
  • internacional (1898-), marcado por un prestigio y una influencia internacionales cada vez mayores.

El inglés estadounidense tiende a ser nasal y, excepto por tres áreas (el este de Nueva Inglaterra, la ciudad de Nueva York y los estados del sur), el sonido r sí se pronuncia en palabras como art, door y worker; además, se pronuncia con la punta de la lengua levantada y enrollada hacia atrás.

La ortografía, la puntuación, la gramática, el léxico y los modismos del inglés estadounidense estándar, o standard American English, están establecidos desde finales del siglo 19; difieren mucho del inglés británico y de otras variedades, excepto del inglés filipino, que sigue el modelo estadounidense, y el inglés canadiense, que tiene rasgos tanto del inglés estadounidense como del inglés británico.

Aunque las formas estándar tanto del inglés estadounidense como del inglés británico son similares, hay muchas diferencias en cuanto a su pronunciación, gramática y vocabulario. En la pronunciación, ambas variedades de inglés difieren principalmente en la calidad de las vocales, acentuación y timbre (tono de voz). Por ejemplo, los estadounidenses pronuncian la a en palabras tales como ask, grass y path de manera corta y llana, como en gasoline, mientras que los hablantes de inglés británico usan una a más ancha, como en father, cuando pronuncian estas palabras. Los hablantes del inglés estadounidense articulan claramente ciertas sílabas átonas (sílabas no acentuadas), tales como -ary en secretary, mientras que los hablantes del inglés británico lo compactan para dar pronunciaciones tales como secret’ry. El inglés estadounidense con frecuencia pone el acento en las primeras sílabas de ciertas palabras, por ejemplo, laboratory y excess, mientras que el inglés británico desplaza el acento a las posiciones medias o terminales, como en sus pronunciaciones /lə bórrətri/ y /ek séss/. Lo opuesto también es cierto en palabras como garage, en la que los estadounidenses acentúan la última sílaba, mientras que los británicos acentúan la primera.

En cuanto a la ortografía, los estadounidenses usan, por ejemplo, center, anemia, color, fulfill y tire, mientras que los británicos usan centre, anaemia, color, fulfil y tyre.

En cuanto a léxico, las dos variedades de inglés divergen de manera marcada: el inglés estadounidense usa molasses, snow pea, truck stop y zucchini, mientras que el inglés británico usa treacle, mangetout, transport café y courgette para nombrar a las mismas cosas.

Por puro gusto o por convención establecida, los estadounidenses tienden a preferir store, defog, visor y rooster, mientras que los británicos prefieren shop, demist, peak y cock. Las variedades británica y estadounidense del inglés también se diferencian por una serie de palabras que comparten elementos en común aunque sean palabras diferentes usadas para nombrar las mismas cosas. Los estadounidenses dicen talk show, fish stick, substitute teacher y moving van, mientras que los británicos dicen chat show, fish finger, supply teacher y removal van.

Las dos variedades del inglés también tienen conjuntos de palabras que cubren los mismos asuntos, aunque no tengan los mismos significados específicos. Un ejemplo clásico es la palabra biscuit, que, en inglés británico, es el equivalente del término estadounidense cookie, mientras que biscuit en el inglés estadounidense es el nombre de un pequeño bizcocho ligero y redondo.

También hay palabras exclusivas de cada variedad del inglés, originadas por diferencias históricas, sociales y culturales: por ejemplo, inside the Beltway para referirse a la gente, las opiniones y los asuntos cercanos a la capital de la nación, es del inglés estadounidense, solamente, mientras que Questions in the Commons o Question Time, el periodo en el cual los miembros del Parlamento Británico pueden cuestionar a los ministros de gobierno, es del inglés británico.

Finalmente, hay expresiones peculiares, o modismos, que difieren en ambas variaciones del inglés. Por ejemplo, la expresión ‘una tormenta en un vaso de agua’ se dice a tempest in a teapot, en el inglés estadounidense, y a storm in a teacup, en el inglés británico.

etiquetas:

Comentarios

No hay comentarios.