««« PERUPEDIA »»»

La oración gramatical

La oración gramatical es la mínima unidad de comunicación capaz de expresar, de manera independiente, una idea con sentido completo.

Ejemplos:

  • Ya llega la primavera
  • No tengo dinero
  • ¿Qué hora es?

Se entiende por sentido completo, que la persona que se está expresando asume una determinada actitud frente a lo que dice: afirma, niega, pregunta... En este sentido, la oración se diferencia de la frase. Compárese, por ejemplo, la oración la silla está rota con la frase la silla rota. En el primer caso, el hablante expresa que percibe o entiende que la silla está rota, mientras que en el segundo, el hablante no nos dice nada acerca de la actitud que asume frente a la silla rota. La expresión ¿la silla rota?, por otra parte, sí es una oración, puesto que expresa la actitud del hablante: confusión, incredulidad, sorpresa... En ese mismo sentido, expresiones como ¡fuego!, ¡uy! o ¡qué bueno! también son oraciones. Vemos, pues, que la oración puede estar compuesta por una o más palabras. Lo importante es que estén relacionadas sintácticamente y expresen la actitud del hablante.

Por otro lado, se dice que la oración es independiente porque no requiere de otros elementos para seguir teniendo sentido completo. Una oración puede aislarse de su contexto y aún así seguirá siendo un pensamiento con sentido completo que exprese la actitud del hablante.

Fonológicamente, la oración se distingue por patrones característicos de acentuación, entonación y pausas.

Ortográficamente, la primera letra de una oración se escribe con mayúscula, y al final se escribe un signo ortográfico (punto, signo de interrogación, signo de admiración, etc.).

Estructura

La oración puede estar formada por una palabra, una frase, una proposición o un grupo de proposiciones, siempre que constituyan una unidad sintáctica que exprese una afirmación, una interrogación, una orden, un deseo, una exclamación o el desarrollo de una acción.

Generalmente, una oración suele contener un sujeto y un predicado. Algunas veces, el sujeto está ausente, pero implícito. En otras ocasiones, el predicado también puede estar ausente.

El sujeto es la persona, animal o cosa que realiza la acción del verbo; es decir, es el ente del cual se dice algo:

  • El elefante levanta la trompa.

Para localizarlo, se pregunta quién realiza la acción expresada por el verbo. En el ejemplo anterior preguntamos: ¿Quién levanta la trompa? La respuesta es el sujeto: el elefante.

El predicado es lo que se dice del sujeto. Se identifica como todo aquello que no es el sujeto:

  • El elefante levanta la trompa.

Entre sujeto y predicado siempre existe concordancia de número y persona.

Una oración puede contener otras oraciones. En ese caso, la oración recibe el nombre de oración compuesta, cláusula o periodo, y las oraciones que contiene se llaman oraciones simples o proposiciones.

etiquetas: