««« PERUPEDIA »»»

La salud del Yorkshire terrier

Por lo general, el Yorkshire terrier es una raza saludable y longeva, con una esperanza de vida de 11 a 15 años (algunos inclusoueden llegar a 20). Sin embargo, como cualquier otra raza, pueden enfrentar unas pocas enfermedades caninas a lo largo de su vida. Además, debido a su pequeño tamaño y a su personalidad vivaz, son muy frágiles y fáciles de herir. Por eso no se les debe dejar sin atención, especialmente cuando hay niños, quienes podrían ser muy toscos y dañarlos accidentalmente.

Al igual que ocurre con todas las razas, los yorkies tienen predisposición a ciertos males médicos comunes. Sin embargo, con chequeos médicos regulares y un cuidado veterinario pronto, los problemas se pueden detectar a tiempo como para iniciar un tratamiento y proveer de las mejores oportunidades de recuperarse y disfrutar de una salud prolongada.

imagen cortesía de sakura

El terrier de Yorkshire. El terrier de Yorkshire es una pequeña raza de perro de compañía muy saludable.

Las enfermedades que suelen padecer los Yorkshire terrier son las siguientes:

Derivación portosistémica

La conexión portosistémica, una anormalidad en el flujo sanguíneo hacia el hígado, también es común en los yorkies. Se produce cuando la sangre que regresa al corazón, que debería pasar a través del hígado, en vez de ello se salta el hígado por completo. Debido a que el hígado filtra y desintoxica la sangre, si la sangre se salta este paso completamente, puede llevar subproductos tóxicos a través del cuerpo. Esto puede traer como resultado problemas neurológicos y mentales.

El diagnóstico de este padecimiento podría requerir de un examen físico, rayos X, análisis de sangre, ecografía, estudios de tinción y procedimientos exploratorios. El tratamiento podría requerir cirugía para redirigir el flujo sanguíneo, o podría ser posible manejar el problema mediante la dieta y la medicación. Sin embargo, la prognosis generalmente es pobre, pues incluso después del tratamiento los perros generalmente no se recuperan completamente. Su hígado podría nunca funcionar apropiadamente y, en casos severos, incluso la cirugía podría no remediar el problema.

dermatofitosis

Las dermatofitosis son infecciones de la piel causadas por hongos. En el caso de los perros, el hongo más común es Microsporum canis.

Distiquiasis

La distiquiasis (del griego di-, «dos», y stichos, «fila») es el crecimiento de pestañas extras en los párpados superiores o inferiores. Es más común en la raza cavalier King Charles spaniel, pero también se presenta en el Yorkshire terrier.

Ocurre cuando los folículos pilosos de las pestañas se desarrollan en la profundidad de la piel, en vez de en la superficie. Normalmente, conforme la pestaña crece, sigue el conducto del folículo hasta salir por la abertura natural y formar parte de la línea de pestañas. En la distiquiasis, las hebras capilares originadas en los folículos pilosos ubicados en la profundidad de la piel pueden salir por otro lado y así formar otra hilera de pestañas.

En muchos casos, la distiquiasis puede causar irritación y desgarros, así como abrasiones y ulceraciones corneales. También puede producir lagrimeo excesivo.

Se cree que la distiquiasis es hereditaria. Aunque algunas asociaciones caninas permiten registrar ejemplares con distiquiasis, lo recomendable es que los ejemplares afectados con este padecimiento no se usen para reproducción. En el peor de los casos, no aparear dos perros con este padecimiento. También hay que poner bajo la lupa a todos los miembros de la camada de cualquier ejemplar con distiquiasis.

Generalmente, el tratamiento comienza con la aplicación de lubricantes oftálmicos, para proteger la córnea y cubrir las pestañas con una película aceitosa. Si causan daño en la córnea, se puede usar la corrección quirúrgica para retirar las pestañas y matar los folículos pilosos. El recrecimiento de las pestañas es un problema común que puede requerir la repetición de la cirugía. Tras la cirugía, también pueden reaparecer nuevos folículos en lugares diferentes.

También se puede usar una técnica conocida como crioepilación (cryoepilation), un tipo de crioterapia o criocirugía (tratamiento con frío congelante), para eliminar las pestañas distiquiáticas sin dañar las pestañas normales. La crioepilación es la aplicación de una sonda con nitrógeno líquido que congela los folículos pilosos, los que luego son retirados. Con este método, muy rara vez se requiere la repetición del tratamiento quirúrgico, pues se logra eliminar de manera permanente hasta el 90% de las pestañas distiquiáticas (el resto puede volver a crecer). Sin embargo, este tipo de tratamiento es muy especializado, no está disponible en todas partes y es muy costoso (desde US$1,000 hasta más de US$2,000). Debe ser realizada por un oftalmólogo veterinario.

Distocia

Los yorkies con frecuencia tienen dificultad para parir sus cachorritos, un problema que se llama distocia.

La distocia puede ser causada por problemas asociados con la madre o problemas asociados con los cachorros.

Entre los problemas asociados con la madre, tenemos una pelvis angosta, un problema de nacimiento o un problema causado por alguna herida previa. A veces, el útero simplemente se desgasta durante el parto, causando un padecimiento conocido como inercia uterina. Cuando esto sucede, el útero se vuelve incapaz de contraerse, por lo que la madre no puede empujar a sus cachorros a través del canal de parto.

La distocia también puede ser causada por problemas asociados con los cachorros, como cuando éstos son demasiado grandes para pasar a través del canal de parto, cuando están en una posición que dificulta el paso por el canal de parto o cuando padecen de defectos genéticos del nacimiento que hacen que algunas partes del cuerpo se agranden o que los cachorritos se posicionen de manera innatural en el útero. Si ocurrieran problemas durante el parto, se debería buscar inmediatamente ayuda veterinaria para determinar si se puede seguir con el parto natural o si se debe recurrir a la cirugía. Si los cachorritos pueden nacer naturalmente, el veterinario podría administrar medicinas para asistir en el proceso.

ductus arteriosus patente

El ductus arteriosus patente es la persistencia, después del nacimiento, del ducto arterial, un conducto que, en el feto, lleva sangre directamente de la arteria pulmonar a la aorta.

hidrocefalia

La hidrocefalia es un padecimiento neurológico común entre las razas de perros miniatura como los yorkies. Este mal causa un exceso de fluido dentro del cerebro, y se da tanto en perros jóvenes como en perros viejos.

La presencia de cierta cantidad de fluidos en el cerebro es normal; de hecho, protege el cerebro. Pero en la hidrocefalia, el exceso de fluido puede hacer que el cráneo se hinche y conduzca a un daño cerebral.

Este mal puede ser causado por una infección, por defectos congénitos, por traumas o por un tumor. Los síntomas varían de acuerdo con la causa, pero pueden incluir llantos, dificultad para caminar, problemas de visión y audición, movimientos anormales de los ojos, inclinación o ladeo de la cabeza, hiperexcitabilidad o atontamiento, desplazamiento en círculos, coma y convulsiones.

Su diagnóstico no solo requiere de un examen físico, sino posiblemente también de un extenso número de pruebas. El veterinario podría requerir una ecografía, una tomografía computarizada, análisis de sangre, radiografías y electroencefalogramas.

El tratamiento depende de la severidad de la enfermedad, pero podría incluir medicación o cirugía. Si este padecimiento no se trata, por lo generalmente termina con la muerte del animal. Algunos animales podrían tener síntomas demasiado severos como para ser controlados mediante intervención médica. Otros animales, sin embargo, responden bien a la medicación o la cirugía y pueden permanecer estables por muchos años.

Hipoglucemia

La hipoglucemia es la presencia de niveles anormalmente bajos de glucosa en la sangre. Los perros de razas miniatura, como los Yorkshire terriers, son los más propensos a padecerla. Los perros con hipoglucemia experimentan letargo, debilidad y, en algunos casos, pueden colapsar y padecer de ataques espasmódicos.

La hipoglucemia debe ser monitoreada para prevenir complicaciones. Los individuos más frecuentemente afectados son los de menos de tres meses de edad. Algunos de los síntomas del inicio de un ataque de hipoglucemia son: letargo, debilidad, confusión evidente de los perros, desorientación, falta de coordinación, somnolencia en momentos inusuales, pérdida de apetito, temblores, tambaleo, espasmos o convulsiones, dilatación de las pupilas y ceguera aparente. En el estado avanzado, el perro colapsa y entra en un estado de inconciencia o coma.

Para diagnosticar la hipoglucemia, un veterinario debe realizar varias pruebas, incluyendo la medida de la concentración de la glucosa sanguínea, el conteo completo de sangre (glóbulos rojos y blancos), el análisis de la bioquímica del suero sanguíneo, la medición de la concentración de la insulina sérica y un análisis de orina.

No siempre se observa la secuencia completa de señales clínicas, así que es necesaria una observación cercana de la mascota. Es imprescindible el tratamiento inmediato por parte de un veterinario, ya que los ataques prolongados o recurrentes pueden causar daños permanentes al cerebro.

A veces los perros dejan atrás este padecimiento, ya que afecta mayormente a cachorros de entre 5 y 16 semanas de edad. Sin embargo, si el perro es muy excitable o tiene mucha energía nerviosa, el perro tendrá que ser observado con cuidado y mantenido en calma. Algunos hechos que pueden precipitar un ataque podrían ser: cuando el cachorro es llevado a un nuevo hogar o mientras está siendo transportado. También puede ocurrir si el cachorro se saltea una comida, se enfría o se agota como resultado de mucho ejercicio.

¿Qué se debe hacer si se observan los primeros síntomas de la hipoglucemia? En caso de una emergencia, hay que darle agua con azúcar, miel o cualquier otra sustancia dulce. Si el perro aún está consciente, sólo se necesitarán un par de lamidas. Luego hay que llamar al veterinario tan pronto como se pueda. Si el perro pierde la conciencia, llévelo al veterinario de inmediato.

Los tratamientos pueden incluir la administración de glucosa oralmente o mediante inyección intravenosa. Los perros hipoglucémicos podrían requerir bocaditos a lo largo del día para prevenir que su azúcar sanguínea baje demasiado.

En los perros de caza, la hipoglucemia se produce a veces al comienzo de la temporada de caza. Generalmente, es el resultado de un acondicionamiento pobre, pero también puede estar relacionada con una nutrición pobre.

hipoplasia del dens

La hipoplasia del dens es el crecimiento incompleto de un hueso del cuello. Puede provocar bien el crecimiento incompleto del dens o la imposibilidad de su unión con la vértebra C2. También puede producir subluxación atlantoaxial. Aparece a cualquier edad y se manifiesta con síntomas que van desde dolor de cuello hasta cuadriplejia.

Linfangiectasia

La linfangiectasia es la dilatación anormal de los vasos linfáticos.

Luxación rotular congénita

Un mal común en los Yorkshire terriers es la luxación rotuliana congénita, un desorden musculoesquelético que afecta a la rótula. Este padecimiento es común entre los perros pequeños; se desarrolla cuando los huesos que rodean a la rótula no se alinean apropiadamente. Como consecuencia, la rótula se desplaza y no puede deslizarse a lo largo de su ranura normal en el fémur.

La luxación de la rótula puede ser medial o lateral. La más común es la medial. Se puede producir una luxación rotular por las siguientes razones:

  • rotación de la tibia en su eje mayor
  • curvatura del extremo distal del eje femoral
  • tróclea femoral poco profunda

Este problema puede ser el resultado de un trauma, pero más frecuentemente es congénito y se desarrolla cuando el perro tiene menos de un año de edad (a partir de los 4 o 6 meses). Se manifiesta como una cojera y se diagnostica mediante un examen físico y rayos X. Se califica de acuerdo a su severidad en un rango que va de I, la forma más leve, a IV, la forma más severa. Si el padecimiento es leve, se puede manejar con suplementos, ejercicios y dieta. Los casos más severos generalmente requieren cirugía.

melanodermia

La melanodermia es la coloración anormalmente oscura de la piel.

Obesidad

La obesidad es un problema raro en los yorkies. Puede suceder, sin embargo, cuando uno alimenta a su perro más de lo que se requiere y, como consecuencia, el perro se vuelve gordo. Cuando se les den bocadillos, hay que asegurarse de no darles muchos. La obesidad invita a otros problemas de salud, tales como dolor articular, dolores de espalda e incluso diabetes. Así que aliméntelos con la cantidad justa y no más ni menos.

Problemas dentales

Al igual que otras razas pequeñas, los Yorkshire terriers también son propensos a padecer de problemas dentales severos. Los problemas dentales se pueden manifestar como una aparente reducción del apetito. Los dolores dentales pueden hacer que el perro no quiera comer adecuadamente debido al malestar producido al masticar la comida.

Debido a que tienen una mandíbula muy pequeña, sus dientes se pueden apiñar. En algunos casos, los dientes de leche podrían no caerse naturalmente y tendrían que ser extraídos por un veterinario.

imagen cortesía de Socknye

Retención de los dientes de leche en un Yorkshire terrier. Debido a su pequeño tamaño, a veces los dientes permanentes no pueden encajar perfectamente en su pequeña mandíbula y expulsar a los dientes de leche. En esta imagen, se ven los dos colmillos de leche (en círculo rojo) que permanecen mientras salen los nuevos colmillos permanentes (ubicados detrás de los colmillos de leche).

La permanencia de los dientes de leche podría no ser tan molesta. Sin embargo, esto puede causar que el alimento se acumule, con la consiguiente formación de la placa dental. Esto significa que las bacterias podrían eventualmente desarrollarse sobre la superficie de los dientes, conduciendo a una enfermedad periodontal. Además, las bacterias podrían propagarse a otras partes del cuerpo y causar problemas cardiacos y renales. La mejor prevención es un cepillado regular de los dientes con una pasta de dientes especialmente formulada para perros. No se recomienda la pasta dental para humanos, pues forma espuma con más facilidad y el perro se la podría tragar. En algunos casos, también se podría requerir una limpieza profesional de los dientes hecha por un veterinario para prevenir el desarrollo de problemas dentales.

El alimento seco y grueso ayuda a hacer los dientes más fuertes y también ayuda a remover la placa de los dientes. Si el problema se vuelve serio y el perro no come adecuadamente, hay que consultar con un veterinario.

Fuentes

cavalierhealth.net. Distichiasis Can Damage Corneas in Cavaliers cavalierhealth.net. Visitado el 5 de octubre de 2019.

www.essortment.com. Caring For Your Yorkshire Terrier: Common Health Problems www.essortment.com. Visitado el 5 de octubre de 2019.

www.petdoc.ws. Breed Predisposition to Disease and Congenital Conditions Dr. Bob's Animal Health and Information Site.. Visitado el 5 de octubre de 2019.

etiquetas:

Comentarios

No hay comentarios.