««« PERUPEDIA »»»

El sintagma adjetival

El sintagma adjetival o sintagma adjetivo es un sintagma constituido por un adjetivo —que cumple el papel de núcleo— y, algunas veces, por complementos.

En los siguientes ejemplos, los sintagmas adjetivales están subrayados y sus núcleos están en negrita:

  • el vestido rojo
  • Estaba muerto de miedo
  • la mansa paloma
  • Ahí viene, cargado de regalos
  • alimento apto para el consumo humano
  • Elena cayó rendida de cansancio
  • Esta receta es fácil de hacer
  • tonto de remate

El sintagma adjetivo siempre se refiere a un sustantivo o sintagma nominal; por eso, concuerda con él en género y número. Funciona como adjetivo, como complemento predicativo o como atributo.

Estructura

El sintagma adjetival está constituido por un núcleo y, algunas veces, por complementos.

El único elemento indispensable para la existencia de un sintagma adjetivo es el núcleo. La función de núcleo de un sintagma adjetival siempre la cumple un adjetivo.

Los complementos del sintagma adjetivo son opcionales. En castellano, pueden ser adverbios que funcionen como cuantificadores o morfemas de grado comparativo o superlativo, o sintagmas preposicionales que reciben el nombre de complementos de adjetivo.

En los siguientes ejemplos, los sintagmas adjetivales aparecen subrayados, y sus núcleos aparecen en negrita.

  • Esta combinación de colores resulta agradable a la vista
  • Las cerezas son muy sabrosas
  • Las historias llenas de descripciones de lugares fabulosos son mis favoritas

Función

El sintagma adjetival puede funcionar como adyacente, como complemento predicativo o como atributo.

Como adyacente, el sintagma adjetivo no es más que un adjetivo independiente, sin complementos. Puede aparecer en el sujeto o en el predicado.

Ejemplos:

  • El caballo blanco
  • Las enormes montañas
  • Unas pocas monedas

Como complemento predicativo, aparece en el predicado y puede llevar complementos. Complementa a la vez al verbo y a un sintagma nominal que funciona como sujeto o complemento directo. Las oraciones en las que se presenta equivalen, en realidad, a dos.

Ejemplos:

  • Los ríos descendían turbios
  • Partió lleno de alegría
  • Los niños corren contentos por el parque
  • Llegó a la meta cansado de tanto correr
  • La abuela vive feliz con sus nietos

Como atributo, también aparece en el predicado y puede llevar complementos. Señala una cualidad del sujeto apoyándose en los denominados verbos atributivos o copulativos, que son ser y estar.

Ejemplos:

  • Esta comida es muy deliciosa
  • La poesía es fabulosa
  • Carlos está hasta el techo de furioso
  • Su madre estaba feliz por verlo
  • El niño era bastante grande

En cualquiera de los casos, la dependencia de los sintagmas adjetivales (con su núcleo, el adjetivo) respecto de los sintagmas nominales (con su núcleo, el sustantivo) a los que se refiere se manifiesta por su concordancia en género y número.

etiquetas:

Comentarios

No hay comentarios.